Es conocido mundialmente para los amantes de la noche la famosa discoteca Pachá. A todos nos sonaran las dos cerezas rojas. Actualmente Pacha cuenta con su presencia en 11 países. Pero ¿sabias que su origen está en Sitges? Su dueño Ricardo Urgell empezó con los amantes de Sitges a celebrar noches tan especiales como la flower power.

Su historia se remonta al año 1967 en la localidad de Vallpineda, a cinco minutos en coche de la localidad de Sitges. Es uno de los motivos por los cuales Sitges atrajo a muchos turistas tanto nacionales como internacionales. Con el tiempo, Sitges se convirtió en uno de los paraísos más buscados entre los habitantes de Barcelona así como los miles y miles de ciudadanos del mundo.

Sitges ha conseguido con su día y noche hacer un lugar único para aquellos amantes del mar, la naturaleza, la paz o la noche. Ofrece múltiples actividades para todo tipo de público. Con el tiempo, Pachá Sitges volvió a abrir sus puertas en el 2016 y ya son muchos los que disfrutan de Villa Alicia Sitges y su noche.